Consumidores en Red: La elección de las gafas de sol, una cuestión de salud
+ ACCESO
+ REGISTRO

La elección de las gafas de sol, una cuestión de salud

 

Aunque sean un complemento de moda, resulta demasiado arriesgado que el criterio que determine su compra sea exclusivamente estético. Por ello, la comercialización de gafas de sol tiene una normativa europea específica relativa a la información que debe aportar al consumidor en su etiquetado. Todos aquellos establecimientos que comercialicen gafas de sol sin cumplir con los requisitos establecidos por la norma, no sólo actúan al margen de lo legalmente establecido, sino que ponen en riesgo nuestra salud ocular.

Los requisitos que deben cumplir, son:

- Inclusión del marcado CE, que garantiza al usuario que el producto ha sido sometido a un control.

- Nivel de protección contra los rayos ultravioleta (UVA y UVB).

- Tipo de filtro solar. Existen cinco categorías, según el grado de protección:

0. Suponen el nivel más bajo de protección y filtran exclusivamente un 20% de la luz solar. Su uso debería limitarse a interiores o días muy nublados o con poca luz.

1. Para luminosidad baja, absorben hasta un 56% de radiación y son aptas para uso urbano con días de luz no intensa.

2. De grado medio, captan hasta un 81% de radiación y son adecuadas para actividades al aire libre en días soleados.

3. De alta protección, para situaciones en las que hay una intensa exposición a la luz solar, como la playa, ya que captan hasta el 91% de radiación.

4. Protección muy fuerte, indicadas para actividades en las que la exposición a la luz solar es más extrema, como la práctica de deportes de alta montaña o acuáticos. Llegan a absorber hasta el 97% de luz, por lo que no son aptas para la conducción.

- Indicación del fabricante o suministrador.

- Advertencias de riesgos y restricciones de uso.

- Normas de seguridad e instrucciones de mantenimiento.

Antes de comprar unas gafas de sol, por tanto, es mejor acudir a un establecimiento que ofrezca todas las garantías y dejarnos aconsejar por un óptico diplomado, ya que las gafas de sol son un producto objeto de habituales falsificaciones al margen de cualquier control de calidad, cuyo uso puede llegar a generar lesiones o aumentar el riesgo de sufrir cataratas. Hay que tener en cuenta que la coloración oscura del cristal no tiene ninguna relación con el filtro solar, pero sí reduce la cantidad de luz que recibe el ojo, por lo que aumenta el tamaño de la pupila y hace que penetre la radiación a un nivel más profundo, lo que supone que sea incluso más peligrosa la exposición solar con unas gafas no homologadas que sin ellas.

Huelga de Tripulantes de Cabina de Ryanair convocada para los días 25 y 26 de julio

El Jurado de Autocontrol considera engañosa la publicidad de R, la operadora gallega de telefonía, TV e internet

Ojo con con abrir grupos de WhatsApp sin consentimiento previo de sus miembros

Trabajadores de Iberia de Barcelona-El Prat convocan una huelga en plena Navidad

El sector del Taxi anuncia más paros…y no le servirán de nada



Volver