Consumidores en Red: El futuro de la economía colaborativa, en juego
+ ACCESO
+ REGISTRO

El futuro de la economía colaborativa, en juego

 

La economía colaborativa se define como el intercambio entre consumidores de bienes y servicios infrautilizados a cambio de una compensación pactada entre las partes, principalmente a través de distintas plataformas ubicadas en la red. Ejemplos conocidos por todos son  Blablacar, Cabify, Wallapop o Airbnb. La lista, sin embargo,  no solo es cada vez mayor, sino que su ritmo de crecimiento está resultando abrumador tanto por la cantidad de plataformas que han ido surgiendo progresivamente, como por los distintos sectores que abarca. En los últimos años, la economía colaborativa ha adquirido tal peso en España, que ya se la denomina el cuarto sector de la economía.

A falta de marco regulatorio, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), ha puesto en marcha una consulta pública que finalizará el 15 de abril para que, tanto empresas, como autónomos, entidades, o particulares, podamos dar nuestra opinión. El resultado de dicha consulta marcará, en gran medida, las pautas de una futura regulación.

Hay que tener en cuenta que la irrupción de la economía colaborativa implica riesgos para las empresas por cuanto, en muchos supuestos, éstas ostentan un monopolio desde el que ni cabe ni se admite la libre competencia. Todo ello, por supuesto, en perjuicio del consumidor. En cualquier caso, que ciertos sectores empresariales y profesionales se nieguen a aceptar y por tanto a adaptarse a la realidad socioeconómica de los tiempos - y de los que están por venir - tratando de impedir lo ya imposible aferrándose a un pasado en el presente inexistente, a la larga sólo provocará su pérdida de eficiencia y por tanto,  su desaparición. En cualquier caso, está claro que los sectores afectados no se van a quedar de brazos cruzados y defenderán sus intereses, como ya vienen haciendo desde hace tiempo. Basten como ejemplos las movilizaciones del sector del taxi o las presiones de ciertos grupos económicos para que se impongan trabas legislativas a todo este tipo de iniciativas.

Desde luego, los sectores empresariales tradicionales a los que les afecta en gran medida que las personas nos pongamos de acuerdo en compartir nuestros recursos en vez de recurrir a ellas, se van a movilizar en contra de cualquier apertura en relación a la economía colaborativa. Por ello, desde EnRed creemos imprescindible que los consumidores participemos en esta consulta. Para ello, basta con cumplimentar el formulario que la CNMC tiene habilitado a tal efecto desde su web. Ya que nos dan la oportunidad de participar, aprovechémosla, porque a los consumidores nos va mucho en juego. Si no lo hacemos, luego no podremos quejarnos.

Decálogo Contra la Tasa Rosa (Impuesto Revolucionario de Género Añadido)

Declarada Discriminatoria la Publicidad de Procter and Gamble

Huelga de Tripulantes de Cabina de Ryanair convocada para los días 25 y 26 de julio

El Jurado de Autocontrol considera engañosa la publicidad de R, la operadora gallega de telefonía, TV e internet

Ojo con con abrir grupos de WhatsApp sin consentimiento previo de sus miembros



Volver