Consumidores en Red: Apuestas online: Un juego muy peligroso
+ ACCESO
+ REGISTRO

Apuestas online: Un juego muy peligroso

 

En solo 4 años, y desde que existe una normativa que lo regula, el juego online se ha convertido en la segunda causa de tratamiento por adicción al juego en España. A ese dato hay que sumar el hecho de que para que una conducta se convierta en patológica, el juego presencial requiere entre cinco y siete años desde que se empieza a jugar, mientras que en el juego online, ese plazo se acorta a año y medio. Teniendo en cuenta esos parámetros, es de prever que, si ya las cifras son preocupantes, el ascenso de las mismas puede ser meteórico a corto y medio plazo.

Por otra parte, la edad del perfil del jugador con problemas de adicción, se ha reducido significativamente. Hace diez años, la media se encontraba entre los 35 y 45 años. Sin embargo, hoy es muy común que sean jóvenes de entre 18 y 25 años los que soliciten tratamiento para su adicción. Pero por si fuera poco, el juego online se ha convertido en la puerta de entrada de los menores a la ludopatía. Y es que, aunque la Ley les prohíba jugar, basta con introducir los datos del DNI de otra persona para que el menor burle la prohibición, o que un mayor de edad juegue por ellos a cambio de una comisión, que los hay.

Las apuestas online se están convirtiendo en un grave problema porque, entre otras razones, es mucho más fácil que el comportamiento adictivo haga acto de presencia ya que, a diferencia del juego tradicional, posibilitan el anonimato sin que nadie sepa que uno está jugando, es accesible las 24 horas del día desde cualquier dispositivo con conexión a internet, permite jugar cantidades de dinero muy pequeñas, y socialmente todavía no están tan mal vistas como otras formas de juego tradicional como pueden ser el bingo o las tragaperras. De hecho, mientras que la publicidad para el juego presencial se encuentra prohibida, no es así para el juego online. Y esa es, precisamente, una de las causas por las que el juego a través de internet se ha disparado en los últimos años: el bombardeo publicitario de las casas de apuestas online.

En relación con la publicidad, a fecha de hoy solo existe un código de autorregulación cuyo contenido resulta claramente insuficiente y especialmente laxo en relación a la protección de los menores. En el mismo se determina que el público menor de edad es un público que por sus características de inmadurez, credulidad, facilidad de persuasión y sugestión resulta especialmente vulnerable frente a la publicidad y el resto de comunicaciones comerciales, y, como tal, merecedor de una especial protección en este ámbito”. Pues bien, resulta paradójico, de acuerdo con lo que el propio código expresa, que esté permitido que deportistas de élite, ejemplo de millones de jóvenes y niños, protagonicen anuncios de plataformas de juego online. Sencillamente, no se entiende. Y desde Consumidores en Red aprovechamos la ocasión para pedir a todos esos deportistas ídolos de niños, que sean conscientes del referente que constituyen para la infancia y que, mientras siga estando legalmente permitido, no protagonicen campañas publicitarias relacionadas con el juego.

Es imprescindible, por tanto, que desde los poderes públicos se adopten las medidas legislativas necesarias que impidan, de facto, el acceso de los menores al juego, así como se realicen las adecuadas campañas de información y prevención, con el fin de poner freno al creciente problema de la adicción a las apuestas en internet. 

Huelga de Tripulantes de Cabina de Ryanair convocada para los días 25 y 26 de julio

El Jurado de Autocontrol considera engañosa la publicidad de R, la operadora gallega de telefonía, TV e internet

Ojo con con abrir grupos de WhatsApp sin consentimiento previo de sus miembros

Trabajadores de Iberia de Barcelona-El Prat convocan una huelga en plena Navidad

El sector del Taxi anuncia más paros…y no le servirán de nada



Volver